Un rincón donde los sueños se hacen realidad a través de las palabras. Sueña conmigo...

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Nuestro 'yo' cobarde

La vida sabe a ron y huele a marejada. La vida sólo es tiempo. Segundos que pasan en un reloj con las horas contadas. Al parar, sólo quedan tres sonrisas y dos verdades en medio de un camino plagado de recuerdos que acaban borrados en la arena del olvido por las olas de un mar tan sereno como despiadado. El tiempo es oro, sí. Pero está muy devaluado. La gente aguarda que llegue su 'ola perfecta'. Pero el tiempo se esfuma.

Tachan a los humanos de impacientes, pero la mayoría de ellos mueren con la sensación de haber pasado la vida esperando algo. Y así, convertimos nuestra existencia en un mísero bucle infinito que se repite generación tras generación. Yo mismo, escribo esto esperando que Morfeo me arrope y me deje descansar "porque mañana será otro día". Esa frase marca la tendencia. Esperar...siempre esperando. Así pasaron los segundos, los minutos, las horas y los días. Hasta que los años te hicieron comprender que la espera no era más que un indicio de cobardía.

1 comentario:

caos dijo...

Me encanta esta entrada y me encanta tu blog, en muchas ocasiones me leer esto me inspira y me ayuda escribir lo que yo también siento.
Gracias